• Home
  • Opinión
    • Jugar la vuelta

      Jugar la vuelta

      Lo que ha terminado en la maniobra de Manuel Baldizón para separarse de la agrupación política que él mismo fundó justamente con el fin de se...


  • Guatemala
    • Ministro: Presupuesto para 2015  podría superar los Q70 millardos

      Ministro: Presupuesto para 2015 podría superar los Q70 millardos

      El ministro de Finanzas Públicas, Dorval Carías, dijo esta mañana que el presupuesto para 2015 podría superar los Q70 millardos, sin embargo el funcionario no dio claridad sobre la estimación d...


  • Internacional
    • Kerry pide a Hamas que acepte  el alto al fuego en Gaza

      Kerry pide a Hamas que acepte el alto al fuego en Gaza

      Cuando se cumplen dos semanas de ataques en la Franja de Gaza con 600 muertos, el secretario de Estado norteamericano, John Kerry, pidió hoy en El Cairo que cese de inmediato la violencia y apeló ...


  • Economí­a
    • Presentan las nuevas  instalaciones de UNIS

      Presentan las nuevas instalaciones de UNIS

      El segundo semestre del año lectivo 2014 inició ayer en la UNIS con la bendición y un Encuentro en el nuevo campus de Fraijanes con monseñor Javier Echevarría, Prelado del Opus Dei y Presidente...


  • Deportes
    • El Real Madrid compra a James  Rodríguez, la revelación del Mundial

      El Real Madrid compra a James Rodríguez, la revelación del Mundial

      El Real Madrid anunció hoy la compra del colombiano James Rodríguez, la gran revelación del Mundial de Brasil 2014, quien se convierte en la segunda incorporación estrella del club blanco en la ...


  • Vida y estilo
    • La carne vacuna es más  contaminante que otras

      La carne vacuna es más contaminante que otras

      Criar vacas para comer la carne daña más el ambiente que producir puerco, aves, huevos o productos lácteos, indica un nuevo estudio. ...


  • Cultura
    • Anuncian maratón y aplicaciones de "Los Simpson"

      Anuncian maratón y aplicaciones de "Los Simpson"

      El canal de cable FXX transmitirá todos los episodios de la serie "Los Simpson" grabados en 25 años durante los próximos meses, a lo que seguirá un lanzamiento de actividades digitales que podr...


  • Hemeroteca
  • Última Hora

Mar22072014

Última actualización08:28:54 PM GMT

Error
  • JFTP::login: Unable to login
  • JFTP::mkdir: Bad response
  • JFTP::chmod: Bad response
  • JFTP::mkdir: Bad response
  • JFTP::chmod: Bad response
  • JFTP::mkdir: Bad response
  • JFTP::chmod: Bad response
Back Guatemala Reportajes y Entrevistas Luz Lainfiesta: Los programas sociales deben ser temporales; los programas puente darán sostenibilidad

MINISTRA PROPONE PROYECTOS PRODUCTIVOS EN UNA SEGUNDA FASE DEL COMBATE A LA POBREZA
Luz Lainfiesta: Los programas sociales deben ser temporales; los programas puente darán sostenibilidad

  • PDF
Repo_1

Luz Lainfiesta transmite seguridad y confianza cuando explica paso a paso cada uno de sus planes para los programas sociales y detalla la situación que debe enfrentar al asumir el reto de dirigir el Ministerio de Desarrollo Social. Reconoce que la corrupción y el clientelismo son dos importantes desafíos a vencer, pero confía en que la institucionalidad y la productividad pueden hacer sostenibles los programas de ayuda a los más pobres. En esta entrevista hace un repaso sobre lo que encontró en Cohesión Social al llegar el nuevo Gobierno, y lo que espera dejar tras su gestión.


Entrevista a Luz Lainfiesta
Ministra de Desarrollo Social

¿Cuándo y cómo va a funcionar en adelante el programa de transferencias monetarias condicionadas y el programa de bolsas con alimentos?
Estamos hablando de dos programas diferentes. El programa de transferencias va a funcionar con mejoras: Fortalecimiento de las madres como agentes de cambio para sus familias; vamos a establecer el sistema de “madres guías”, que son personas de su comunidad que van a encargarse de darle formación y acompañamiento a otras familias –entre diez y doce. Se va a crear un programa permanente de formación que incluya desde la autoestima de la mujer, nutrición y salud, hasta estimulación temprana del niño y protección familiar, y que también incluye la identificación mapa de riesgo de su vivienda. En ese contexto la mamá recibe su trasferencia, dependiendo si es de salud o educación.

¿Cómo van hacer llegar el dinero a las familias beneficiarias?
Vamos a pagar en forma bancaria. De momento ya se tiene un avance sustantivo en la creación de la cuenta de banco de cada una de las señoras. La cuenta ahorro, en donde ella pone su huella y la trasferencia se le deposita, le pertenece a ella, incluso, después de haber cumplido su corresponsabilidad. Eso nos mueve hacia la inclusión financiera de la mujer como sujeto de un potencial crédito, y eso nos va a permitir otra mejora, que es la graduación de todos en  los programas de transferencias, que deben ser temporales. Es decir, no el programa, pero la participación de una familia sí debe ser temporal.

¿Cuál es el perfil de ingreso de una familia al programa y cómo salen de él? ¿Tendrán capacidades productivas cuando ya no reciban las ayudas?
Ingresan porque están en una situación de adversidad y pobreza, pero salen del programa cuando han sido promovidas, y salen a un “programa puente” que les ayuda a producir. Entonces, no es solamente el proceso de entregar un bono por así decirlo, sino que es un proceso de formar a la madre para que ayude a sus hijos y que salga también con oportunidad de producir. Otra mejora en el programa de transferencias es la corresponsabilidad. Actualmente se da corresponsabilidad al asistir el niño al Centro de Salud o a la escuela primaria, pero la veracidad de la información, digamos que no es total. No podemos decir que la persona recibió salud, porque sabemos que muchos puestos de salud no estaban funcionando, igual que algunas escuelas. Entonces, con el ministerio de Educación estamos trabajando un sistema de control de la corresponsabilidad por escuela, con un lector óptico, de manera que los niños tienen su identificación y así nosotros sabemos a qué familia pertenece y es automático. Salud es un desafío un poquito mayor, porque con los sistemas no es tan fácil. Por ejemplo, en una escuela tienen a los niños sentados, en cambio, en salud se trata de que lleguen, pero también estamos trabajando con el Ministerio para definir exactamente que consideramos.

¿Qué sucede con el programa de bolsas con alimentos, al que anteriormente se le llama “Bolsa Solidaria”?
El programa de la Bolsa Solidaria tiene muchos desafíos. En este momento, para nadie es desconocido, es que muchas de las bolsas fueron entregadas a las personas una sola vez y también a personas que no estaban dentro de las áreas que habían sido claramente definidas. Entonces, focalizar a los beneficiarios que estaban  en listados realizados de acuerdo a los estudios que se habían hecho, es el primer desafío. Estoy convencida de que las familias que estaban verdaderamente seleccionadas van a continuar, porque entiendo el primer ingreso se hizo con un censo más detallado; el problema es que no está la evidencia de la papelería en la sede de la Bolsa. Yo recibí un listado de Bienestar Social pero, además, me dicen que ejecutaba Fonapaz y también el MAGA. Empieza todo un desorden porque en ese listado oficial no  dicen cuántas veces se recibió la bolsa, hay muchos beneficiaros que solo dicen su nombre, pero no su apellido ni su dirección. Yo hice unas pruebas y algunos nombres no coinciden con los de otros programas que tienen la misma cédula, entonces no es la misma persona.

Sobre las denuncias de clientelismo político, ¿Qué encontró en los programa?
Otro gran desafío es parar el clientelismo político. Hasta el día de hoy yo sigo recibiendo a personas que me informan que vienen a hablar aquí: “Que si los de la UNE, que si lo de la corbata morada, que si este o que el otro”. O sea que la gente interpreta que este es un programa clientelar, porque eso era antes y así creen que va seguir siendo. Este es un programa del gobierno que se pagó con los impuestos de los guatemaltecos, que no pertenece a ningún partido y ni a alguna persona en particular, y que nadie puede ir exigirles que le den firma, empadronamiento o dinero. Hay gente que se aprovecha pidiéndoles Q25 para hacer listas. Aquí tengo muchas denuncias de gente que están cobrando, y que no representan al Ministerio de Desarrollo, o que a lo mejor estaban antes. Yo he sacado circulares, y se ha dicho por la Prensa que no hay más de eso. Se va hacer oficialmente un ordenamiento por grupo para que la gente esté segura. Mi obligación es que crear sistemas y mecanismos que prevengan que eso ocurra.

¿Cuánto presupuesto se destinará para cada programa?
Mil 106 millones 417 mil 178 de quetzales hasta el momento en el Ministerio. No se puede especificar, porque puede variar.

¿En qué localidades se hará efectiva la entrega de recursos?
Actualmente Mi Familia Progresa cubre 307 municipios. Nosotros estamos previendo ingresar a más familias pobres que pudieron haberse quedado fuera, en algunos municipios prioritarios, pero por el momento el reto es la sostenibilidad. Por otro lado, la Bolsa tiene claridad: Su objetivo son los asentamientos de las áreas urbanas y algunas áreas del departamento de Guatemala. La bolsa está en el departamento de Guatemala y las transferencias en el área rural. Hay otra asistencia monetaria que se da, que está relacionada con los desastres; que eso se da en el área rural, pero es otro tipo de bolsa y es temporal.

¿A cuántas personas se beneficiará con cada programa?
No puedo decir exactamente a cuantas, porque estamos justamente en el proceso de revisión. Actualmente según se puede ver en el portal de Mi Familia Progresa, el padrón tiene más de 800 mil familias y vamos a depurar porque tenemos muchas. Aquí hay un sistema permanente de revisión de los beneficiarios, para ver de qué comunidades es cada uno. Las boletas identifican a la personas, y se supone que se recibían  porque las personas participaban en una capacitación. Ahora se está tratando de ordenar las boletas y pegarles un distintivo de constancia de la capacitación, porque sin eso el programa no se hace. La regla operativa es que no se puede entregar un beneficio si antes no se demuestra que se capacitó. Eso no ocurría antes. Allí está la prueba (señala una boleta). Entonces, se están buscando las boletas de capacitación para comparar con las de entrega de las bolsas. Por ejemplo, hay boletas que tienen fecha de 2011 y la pegaron contra una entregada en 2010. Entonces, aquí sucedió una de las cosas que yo veo como gran debilidad, que es esa falta de integralidad. Inclusive, en Mi Familia Progresa existe una bodega donde están tratando comprobar lo mismo, pero de 2009. Aquí no hay excusas. No se puede tener un programa que le costó millones al pueblo de Guatemala en esas condiciones, porque no se puede saber cuántas veces se entregaron las bolsas; me tendría que poner a contar las boletas y a tratar de clasificarlas, y más o menos encontraría información de la propia denuncia de gente que viene aquí, que es por montón; me han dicho verdad que les hacían firmar más boletas. Lo más lamentable de esta programa en particular es que antes creó conflictividad, pleito entre líderes, porque hubo mucho plata de por medio; le pagaban a fulano, mengano y zutano. Entonces, ahora, la gente viene aquí y lo que quieren es que ya no le paguen a unos sino que le paguen a otros. Vienen muchos a pedir un sueldo que recibían los promotores, porque hay una necesidad de empleo, y yo lo comprendo muy bien, pero nuestra visión debe ser mantener los objetivos los que se creó este programa. Las boletas sin firma están entre miles de cosas que nosotros no vamos a mencionar mucho, porque por supuestamente nuestra obligación es presentar las denuncias correspondientes que ya se realizaron, ese es un proceso de investigación. Aparte, yo no puedo decir exactamente cuántos van a recibir la bolsa, porque el sistema no existe.
 
¿Se cambiará la distribución de beneficiarios?
Dependerá de las condiciones de las personas. Ese es un cambio permanente, porque no es que haya una cuota por lugar. Es por la situación de cada familia, entonces puede cambiar en cualquier momento, pero  no hay una intención manifiesta de reducir la cobertura en ciertas áreas.

¿Cuáles serán las condiciones para los beneficiarios de las transferencias y como se garantizará su cumplimiento?
Se trata de llevar a los niños, a la mujer embarazada y al lactante a los Centros de Salud, y la inscripción y asistencia regular a la escuela de los niños y niñas. Esas son las condiciones que se verificarán a través de un sistema que nosotros estamos tratando de enviar a las escuelas; en las áreas prioritarias se realizará con una computadora a través de la cual podrán registrar la asistencia y en donde no se ha podido dotar, será con un formulario. Lo ideal es que sea el DPI cuando ya todos estemos con el documento; eso se lee con un lector óptico en donde pasa directamente al sistema, y entonces el sistema dice quién ya cumplió con la corresponsabilidad. Lo ideal es que me lo pase a mí el Ministerio de Educación, porque así segrego, y no se puede prestar a ningún tipo de compasión ni corrupción. Lo mismo en Salud; entonces se supone que cuando llegue el niño o la embarazada, ellos deben de registrar  cómo va su atención y de esa forma generar su registro con otro sistema. Eso nos va llevar un tiempo, pero vamos encaminados hacia eso porque es verdaderamente lo que va a ayudarnos. Por el otro lado, las madres guías, que yo le mencionaba, van a tener un celular –estamos en una alianza con Claro y Banrural– y van a poder enviar un código si la escuela está cerrada por ejemplo o si el puesto de Salud no está abierto, por ejemplo. Otro código si hay una mujer embarazada en peligro, otro código si hay un niño desnutrido… de manera que nosotros desde el nivel central y departamental podamos dar seguimiento a los servicios de salud y de educación. Así se va garantizar la corresponsabilidad con más formalidad. Sin eso, el propósito del programa se pierde, porque es invertir en el capital humano. Por eso se llama intergeneracional, de manera que esta generación ya tenga mejor educación y salud, y pueda salir adelante. Ese es el propósito del proyecto.

¿Cuáles serán las condiciones para los beneficiarios de las bolsas de alimentos y cómo se garantizará su cumplimiento?
Queremos que la corresponsabilidad vaya dirigida a fortalecer la capacidad de las mujeres para mantener, en aras de la integración familiar, valores y conocimientos sobre cómo manejar las crisis, lo básico de salud y de nutrición, pero con un gran énfasis en la formación de la familia, porque ese el problema de los asentamientos. Estamos coordinando también con el programa “Mejores Barrios”, de manera de que haya actividades dentro de los asentamientos que también contribuyan a la paz y la concordia. Por eso va a recibir la bolsa, esa va a ser la corresponsabilidad. También tiene que ver con lo social, la educación, la búsqueda del empleo, que la madre se forme y tenga una opción productiva. 

¿Por qué es importante para este gobierno dar seguimiento a los programas que inició la administración Colom?
Por varias razones. Número uno, es que este Gobierno reconoce que hay personas que necesitan del apoyo del gobierno para empezar a moverse. Dos, porque consideramos que estos programas deben ser mejorados, transparentados y focalizados para evitar el clientelismo; es una gran inversión que está haciendo el gobierno y todos los guatemaltecos queremos que esto sea muy bien utilizado. Esas son las razones básicas. Tercero, consideramos que estos programas son plataformas estratégicas para asegurar la inversión en el capital humano, que es muy importante si querremos salir adelante

¿Cuál es el siguiente paso económico social que tendrán estos programas? ¿Habrá proyectos de productividad a la par de las ayudas?
Los programas de promoción son el siguiente paso. Estamos en el diseño de “programas puentes” que nos permitan apoyar a las madres para facilitar su asociatividad, ya sea por cooperativas o lo que cada quien escoja, dependiendo de las oportunidades que haya en los departamentos en donde están, dándole una formación sobre manejo financiero. Luego, la orientación hacia las oportunidades que ellos tienen dentro del mismo Gobierno, ya sean programas de microcréditos o los encadenamientos –productivos. Ahí trabajamos en conjunto con Agricultura y Economía. Ese es el siguiente paso.

¿Cómo hacer sostenibles los programas sociales? Se les está dando el “pescado” a las personas pobres, pero ¿cómo enseñarles a pescar?
Esa es la mejora que nosotros estamos haciendo. Se les enseña a pescar en varios aspectos. Uno, como persona a fortalecer sus capacidades, tener esa iniciativa de decir “yo puedo salir adelante, yo soy capaz de trabajar con mis vecinos para mejorar mi barrio”; eso es lo primero, es la base de todo. Dos, los programas de graduación de las mujeres, de formación para la productividad. Ellas deben saber que todo empieza con la salud; quizá algún día no haya necesidad de esto, de protección, porque todos podrán tener una protección contributiva si tienen empleo, pero mientras esto sucede, las personas desde el inicio deben de saber que este es un programa temporal, que tiene estas etapas y que en un término determinado tienen que acabar y salir, aunque siempre hay otros programas del Gobierno que pueden irlos absorbiendo.

¿Cuáles son los indicadores que esperan lograr al final de este gobierno y por cuánto tiempo estima que deben entregarse estos beneficios?
En este tema estamos hablando de por cuánto tiempo estimo que se entregarán esos beneficios, y eso dependerá de las posibilidades que tengamos de avanzar con los programas de formación y graduación, pero creo que debemos empezar ya para lograr que las familias se vayan graduando. No todas las familias están en el mismo nivel para alcanzar la productividad. Hay familias que están completamente en la extrema pobreza y a esas les llevará más tiempo; eso es lo que va determinar la temporalidad. Hace unas dos semanas fuimos con el Ministro de Economía y el Presidente a hacer entrega de algunos recursos para una cadena productiva de madera en San Andrés, Petén;  en algunos casos, las mujeres eran beneficiarias del programa de las transferencias y ahora son microempresarias, tienen sus cooperativas y están produciendo. Eso es lo ideal; ese es el sueño que queremos alcanzar.  El gobierno tiene un gran indicador en el que todos los ministerios estamos trabajando, que es reducir la desnutrición crónica en un 10 por ciento. Nosotros contribuimos aquí con esa asociatividad con la formación de las madres y en la bolsa también con lo mismo ese es el gran indicador con que nos van a medir. Hay otros procesos que nosotros podemos medir con indicadores, como el pago a través de banco; la transparencia, que implica toda una campaña de información para que la gente sepa que estos programas son del gobierno y que no pertenecen a ninguna persona o partido en particular; los programas de la madres guías funcionando es otro proceso; hay otro indicador con el que nosotros nos comprometimos, especialmente en las áreas urbanas, que es la paz y la concordia: Tenemos que lograr que esto se trasforme en un instrumento que también contribuya a que una comunidad se organice y trabaje en metas comunes y no se polarice, que se esfuercen en ver sus problemas y trabajar junto a su gobierno y la municipalidad para resolverlos. Eso contribuye a ese ambiente de paz y de seguridad que es otra meta en la que estamos comprometidos. Otra meta es el pacto de la competitividad, que habla tanto del desarrollo del empleo como en el ámbito social.

¿Cuál es el futuro de los comedores solidarios?
Vamos a transformar el Comedor Solidario. Estoy promoviendo dos para que sean escuelas; no es que no se vayan a otorgar platos, pero la idea es que sean autofinanciados. Lo van a producir alumnos y es allí donde va invertir el Gobierno, ya que tienen un gran equipo que cuesta más de 700 mil quetzales y que las personas que asisten -de acuerdo a los datos que a mí me proporcionaron en la transición y lo que yo pude ver- no es un número tan grande para lo que se paga. Usted sabe no solo es la inversión, sino lo que se le paga a la empresa que sirve la comida. Yo creo que en esos dos casos lo conveniente es que haya una escuela que a la vez le de apoyo a los jóvenes. Entre las personas que van allí, la mayoría pueden pagar un desayuno cómodo por decirlo así, y son pocas a las que tendríamos que subsidiar. En el caso de los comedores que están junto a los hospitales, tienen una excelente función e inclusive queremos mejorarlos para que tengan un espacio para apoyar con la Ley de Maternidad Saludable, que dice que hay que tener espacio para que una madre que todavía no va dar a luz, pero que viene con riesgos, pueda estar cerca del hospital mientras la pueden ingresar. Y aparte tenemos la función de los comedores anteriores, con subsidio. Además, cuando haya un desastre nosotros podremos responder,  o si hay hambruna donde poderlos llevar en su momento. La idea es dar una visión más de sostenibilidad y que tengan otros beneficios para que aprovechemos al máximo los recursos que tenemos. Dependerá de los recursos para abrir más, ya que en este año los recursos los tenemos limitados. A excepción de las emergencias, los vamos a mantener allí y vamos a caminar tratando de trasformar estos dos en comedores escuela, de manera que si hay economía los recursos que se van a tener se podría pensar en otro. De esa forma no se encontrarían cerrados sino transformados, Los vamos a trasformar en escuelas-comedores, pero por ahora siguen funcionando. Quiero que se mejoren, es decir, que se mejore la calidad de la comida, pero que se aproveche todo eso. Imagínese escuela de cocinero, auxiliar de cocinero y mesero, que salgan certificados. Yo estoy trabajando con el Intecap para eso. Y allí mismo se vende la comida que ellos hacen en el costo, y el Estado está invirtiendo en formación  de la que hay tanta necesidad.

¿Qué garantías de transparencia aplicarán sobre los programas sociales?
Número uno es el cumplimiento de la Ley de Acceso a la Información; usted puede ir a la página (web) y ahí ya están los padrones, allí está la transparencia. Cualquiera puede ir a ver; las personas que ocupan cargos en la Contraloría o los diputados ya tienen un nivel de autorización y si lo desean pueden ir a ver más profundamente cuánto ha recibido cada persona, su identificación y toda aquella información que pueda estar protegida. Habrá gente que la puede ver libremente en las páginas. Número dos, la educación y la información a las municipalidades y a las participantes; nadie puede coaccionarlos, pedirles dinero o algo, como empadronamiento, ni favores de ningún tipo por los servicios porque este es un programa de su gobierno. Tres, la entrega de los servicios a través de un sistema que garantiza la transparencia: Cuando a la madre se le pagará por medio de banco se le identificará por su huella. Igual con la bolsa; estamos viendo qué sistema usamos, si un carné que le permita llegar a un lugar donde se sepa que ella la recibió y solo ella sepa que es la seleccionada. Además, la fiscalización que tiene que hacer la Contraloría y todos los entes. Y lo más importante, la ciudadanía, que debe estar cerca; y aquí hay otra cosa: yo he tenido una política de puertas abiertas con la Prensa y también con diputados; yo los recibo con gran aprecio porque les muestro los desafíos -porque no somos perfectos-, les comparto hacia dónde vamos. Ellos me han dado excelentes sugerencias y yo creo que ellos también juegan un papel importante para la fiscalización, en ver que esto funcione, pero también deben aportar ideas y ver cómo podemos avanzar en esto para que llegue verdaderamente a cubrir con el propósito tan importante que es contribuir al bienestar de esto grupos que viven en extrema pobreza actualmente 

¿Qué entidades fiscalizarán la transparencia?
Estoy platicando con Acción Ciudadana. Ya he tenido alguna reunión para hacer un marco de trasparencia, un programa interesante, pero no sé quiénes más tendrían que fiscalizar. Bueno, las municipalidades, que se les va a dar una formación para que ellos fiscalicen que el programa llegue a tiempo y que no haya problema. Además, la misma madre, porque se está mejorando el sistema de denuncia, pero no a nosotros mismos sino que a la Secretaria de Transparencia, que es un ente separado que no puede vigilar. Pero ante cualquier propuesta al respecto, yo estoy a abierta a recibir más ideas de quienes más podrían participar. Ustedes, los periodistas, que cuando vienen aquí, yo les abro la puertas también.

¿Cómo asegura que los programas no se utilizarán con fines políticos?
Eso no lo puedo asegurar yo. Lo que yo le puedo asegurar es que nosotros, como organización, no lo vamos a usar. Hoy venía una persona de una comunidad a decirme “mire nos está convocando fulano, mengano, que dice que si vamos a ser esto, que si vamos hacer lo otro; entonces que van a crear un nuevo partido y entonces nos ayudan y hasta nos van a financiar esto o lo otro”. Ahora nosotros estamos informando y ya vamos a empezar con una campaña educativa, para divulgar que esto no lo pueden hacer; el programa dependerá en buena medida de las personas, y que digan «yo sé que eso no es así» y denunciar las anomalías. Las personas deben sentirse seguras de que no se le va a sacar de los programas si cumplen con los requisitos,  ni le va a pasar nada cuando ella diga que no a quienes las quieran engañar. Eso las va hacer sentir que hay sistemas. Siempre existen riesgos, pero si el sistema funciona y la gente está segura de que hay un orden, nadie podrá interferir. Eso va a disminuir además el clientelismo. Se va combatir la corrupción fortaleciendo el sistema y dejando claro de que los que participan en el programa es porque llenas el criterio de pobreza y pobreza extrema, o porque tiene hijos de ciertas edades, y porque cumple con las corresponsabilidades. Eso está sistematizado y punto. O sea no puede haber una interferencia mía, suya o de nadie para que eso se modifique. Eso reduce el clientelismo. No le digo que se elimina totalmente, pero se reduce mucho.

“Este Gobierno reconoce que hay personas que necesitan del apoyo del gobierno para empezar a moverse (…) consideramos que estos programas deben ser mejorados, transparentados y focalizados para evitar el clientelismo”.

This content has been locked. You can no longer post any comment.

Directorio


* Oscar Clemente Marroquí­n,
Director General.

* Pedro Pablo Marroquí­n,
Director.

* Javier Estrada Tobar,
Jefe de Redacción.
jestrada@lahora.com.gt