• Home
  • Opinión
    • Lo más importante

      Lo más importante

      Hoy es el día en que muchos guatemaltecos inician sus vacaciones de Semana Santa aun cuándo otra buena parte ya empezó a disfrutar del feriado ...


  • Guatemala
    • Esperan la tradicional procesión de Jesús Nazareno de Candelaria

      Esperan la tradicional procesión de Jesús Nazareno de Candelaria

      Fieles católicos esperan con fervor a la procesión de Jesús Nazareno de Candelaria, la cual será llevada en hombros por las calles y avenidas del Centro Histórico de la Ciudad de Guatemala, aco...


  • Internacional
    • Surcorea: 292 desaparecidos  por hundimiento de ferry

      Surcorea: 292 desaparecidos por hundimiento de ferry

      Casi 300 personas continuaban desaparecidas hoy varias horas después de que zozobrara el transbordador en el que viajaban 459 personas, la mayoría de ellas estudiantes, en las aguas heladas frente...


  • Economí­a
    • Parlamento Europeo  logra unión bancaria

      Parlamento Europeo logra unión bancaria

      El Parlamento Europeo aprobó hoy el mecanismo de liquidación y saneamiento de los bancos en problemas, un elemento clave de la futura unión bancaria para restaurar la confianza en el euro y evita...


  • Deportes
    • Strasburg vuelve a sufrir  ante la paliza en Miami

      Strasburg vuelve a sufrir ante la paliza en Miami

      Muchos imaginaban que la visita de Stephen Strasburg a los decaídos Marlins derivaría en un duelo desigual. Tenían razón, Miami ganó por paliza. ......


  • Vida y estilo
    • Estudio: Un dulce puede evitar pelea con cónyuge

      Estudio: Un dulce puede evitar pelea con cónyuge

      Es posible que un dulce pueda aplacar algo más que el hambre. También pudiera evitar peleas entre marido y mujer, según un nuevo estudio. ...


  • Cultura
    • Duques de Cambridge llegan a Australia

      Duques de Cambridge llegan a Australia

      El príncipe británico Guillermo, su esposa, Kate, y el bebé de ambos, Jorge, llegaron hoy a Sidney, en un día soleado, al inicio de su gira por Australia, ante la aclamación de miles de admirad...


  • Hemeroteca
  • Última Hora

Dom20042014

Última actualización04:20:46 PM GMT

Back Cultura Otras Autocomunicación de masas: Manuel Castells

Colaboraciones
Autocomunicación de masas: Manuel Castells

  • PDF
cul7_1

Estamos viviendo una revolución tecnológica, centrada en la información, según Manuel Castells.

POR RAMIRO MAC DONALD

Una revolución sin precedente en la historia de la humanidad y es más demoledora que la desencadenada por el libro impreso, que impactó por más de 500 años y que fue producto de la idea original de imprimir millares de páginas a partir de  un solo original, con la sencilla pero eficaz tecnología de los tipos movibles, idea ejecutada por Johannes Gutenberg. Sin embargo, aquel excepcional invento (o aplicación tecnológica) tardó años y años en impactar y transformar, finalmente, la sociedad en su conjunto… aunque los  cambios fueron muy profundos en muchos órdenes.

Ahora, apenas en poco más de dos décadas, la revolución en las comunicaciones  ha venido a  redefinir las interrelaciones entre mujeres, hombres y niños, y, en consecuencia, en la familia. ¡Cómo si fuera poco, una profunda revolución en el campo social! Y esas características, pueden extrapolarse a la vida pública en su conjunto, incluso en las empresas o en las instituciones de todo tipo.  Castells afirma que esta revolución tecnológica transformó nuestra forma de pensar, de producir, de consumir, de comerciar, de gestionar, de comunicar, de vivir, de morir y hasta de hacer la guerra y el amor. Nótese los cambios tan radicales en la tecnología de la guerra y podrá admitirse las profundas implicancias del poder que se ha despertado, (lamentablemente tendemos a valorar las cosas por su impacto negativo).

Luego del invento de la imprenta, pasaron varias generaciones para que el mundo lograra cambiar sus principales formas de ser y de relacionarse social, económica y religiosamente. El impacto (aunque tremendo) fue sumamente lento, y, según mi apreciación, se generó desde arriba hacia abajo, propio de esas épocas de copistas amanuenses, lentitudes y sociedades flemáticas y jerarquizadas.  Pero ahora, en medio de esta vorágine de cambios acelerados y saltos cuantitativos que se están dando –incluso en pocos meses- se registra una revolución de abajo hacia arriba. Recordemos que Martín Barbero ya había mencionado que el libro perdió el centro como promotor de la cultura, ahora lo posee la computadora. En tanto, la lenta revolución de la imprenta y del libro, fue de capas medias y altas -hacia abajo- hoy ha cambiado rotundamente. Un ejemplo sencillo: los niños y adolescentes de nuestra postmodernidad les enseñan a sus abuelos, la manera de integrarse a este nuevo paisaje histórico: al universo digital de redes y poderosas computadoras. Las masas se han apropiado de la Red. Esta tecnología nos conecta a globales centros de información, que se convierten en enérgicos impulsores del cambio de una época jamás imaginada, salvo por los poetas o la literatura fantástica. Vivimos en la sociedad Red, como la ha definido Castells. Todo -o casi todo- está transversalizado por Internet en un mundo que se occidentaliza aceleradamente.

Así pues, han cambiado las relaciones en la familia (espacios privados) y en el trabajo (espacios semiprivados) La constante es que todo cambia en este mundo del capitalismo tardío, cual reflejo de las mutaciones sociales, en especial en las maneras de expresarnos, de ser, de comportarnos…y esto representa un cambio drástico en la personalidad y la proyección personal de los individuos que conformamos esta época. Por supuesto, los espacios públicos también han cambiado. Y como vivimos en la Era de la Información, hoy, poco queda oculto a sus “destapes” y accesos.

Según Castells, en una época de tantas y variadas transformaciones, hay una interacción entre los siguientes seis procesos:

Informacionalización, globalización e interconexión. Así como en la construcción de identidad, la crisis del patriarcado y la crisis del Estado-Nación.

En la sociedad red, las economías se han vuelto interdependientes, a nivel global. Tiempo y espacio se han debilitado como fundamentos de la conciencia humana, señala Castells y agrega que una cultura de la virtualidad real, construida en torno a un universo audiovisual, cada vez más interactivo, ha calado la representación mental y la comunicación humana en todas partes, integrando la diversidad de las culturas en un hipertexto electrónico”

El informacionalismo ha llegado al grado de borrar, desaparecer literalmente, las fronteras de los países. Un continente como Europa, por ejemplo, se ha construido un concepto de espacio multicultural compartido, en lugar del tradicional Estado-Nación, que es en realidad un Estado-Red, en donde todo está interconectado: la información se centraliza en redes europeas compartidas para la seguridad y la justicia que controlan a los ciudadanos, para castigar a los delincuentes, para buscar educación, para estar en contacto con los gobiernos locales, para ser ciudadano. El hombre, la mujer del siglo XXI necesitan estar conectados a la sociedad red. O no existe. O no pueden pagar impuestos, no pueden adquirir una identidad: no pueden vivir en este mundo hiperconectado. No del mañana, del hoy. ¿Es esa la virtualidad real que estamos viviendo? Sí, eso y más. Mucho más. En la cultura, en la religiosidad incluso, toda la vida es transversalizada por el informacionalismo.

En el capítulo 2, del libro Comunicación y Poder, Castells  explica la diferencia entre comunicación interpersonal y la comunicación social. Dice que en el primer caso,  los emisores y receptores designados son los sujetos de la comunicación. En el segundo, el contenido de la comunicación se puede difundir al conjunto de la sociedad: es lo que generalmente llamamos comunicación de masas. La comunicación interpersonal es interactiva (el mensaje se envía de uno a otro con bucles de retroalimentación), mientras que la comunicación de masas puede ser interactiva o unidireccional.

La comunicación de masas tradicional es unidireccional (el mensaje se envía de uno a muchos) El ejemplo es el de los libros, periódicos, radio y televisión. También hay algunas formas de interactividad en la comunicación masiva a través de otros medios de comunicación, ejemplificando con el caso de las audiencias en programas radiofónicos o de televisión, llamando por teléfono o escribiendo cartas al diario o haciéndoles llegar a las redacciones, correos electrónicos. Pero, este tipo de comunicación sigue siendo predominantemente unidireccional.

Al abordar el tema de la comunicación en Internet, Castells señala que ha surgido una nueva forma de comunicación interactiva, caracterizada por la capacidad de enviar mensajes de muchos a muchos, en tiempo real o en un momento concreto, y con la posibilidad de usar la comunicación de punto-a-punto, estando al alcance de su difusión en función de las características de la práctica comunicativa perseguida. A esta nueva forma histórica de comunicación Castells la llama autocomunicación de masas o mass-self communication. Y explica que, es comunicación de masas porque potencialmente puede llegar a una audiencia global, como cuando se cuelga un video en la plataforma de YouTube, un blog con enlace RSS a una serie de webs o un mensaje a una lista enorme de direcciones de correo electrónico. Pero también es auto-comunicación porque el que la emite genera el mensaje, define los posibles receptores y selecciona los mensajes o contenidos de la web y de las redes electrónicas que quiere recuperar.

Castells también señala que, en este esquema hay tres formas de comunicación que se unen: interpersonal, comunicación de masas, y  autocomunicación de masas. Estas formas o esquemas: coexisten, interactúan… y más que sustituirse se complementan entre sí. Esto es una novedad, históricamente. Tiene grandes implicancias para la: organización social y el cambio cultural, y se debe a que permite articulación de todas las formas de comunicación en un hipertexto, interactivo y complejo.

Esta comunicación da oportunidad de integrar, mezclar, y recombinar en su diversidad, a un amplio abanico de expresiones culturales, que son producidas por la interacción humana. Esta convergencia, se produce en el interior del cerebro de los consumidores individuales y a través de su interacción social con los demás.
Esto solo puede entenderse con lo que se hoy ampliamente se denomina como una verdadera revolución de las comunicación; hay quienes la definen como  un punto de inflexión en la historia y que algunos autores ya habían detectado por la interacción en el cambio tecnológico y la comunicación.

Directorio


* Oscar Clemente Marroquí­n,
Director General.

* Pedro Pablo Marroquí­n,
Director.

* Javier Estrada Tobar,
Jefe de Redacción.
jestrada@lahora.com.gt